Qué hacer con el dinero de una herencia

Es algo normal que, en un determinado momento de nuestra vida, recibamos una herencia. Si consiste en una suma importante de dinero, se trata de algo lógico que no encontremos ante una situación difícil de enfrentar. ¿Qué hacemos con tanto dinero? ¿Dónde o en qué deberíamos invertirlo? No todos somos unos expertos en gestión patrimonial. Y realmente pocas personas sabrían gestionar bien una importante suma de dinero recibida de un plumazo.

Sin embargo, sí hemos encontrado los errores más habituales a la hora de invertir una importante herencia. Te los presentamos y explicamos a continuación:

-Invertir a lo loco

La gestión patrimonial es complicada de entender. Por este motivo, no hay que jugar con el dinero a lo loco e invertirlo en bolsa, por ejemplo, si nunca antes lo hemos hecho y no sabemos cómo funciona. Porque una cosa es confiar en un agente e invertir una pequeña parte, para descubrir si nos va bien o mal, y otra muy distinta, poner en peligro la suma completa de dinero. A veces, intentar ganar dinero más rápido puede hacernos perderlo todo.

-Despedirnos de la hipoteca

Seguro que es lo primero en lo que piensas muchas veces cuando sueñas con que te toca la lotería o que te cae una enorme suma de dinero del cielo. Es un pensamiento muy habitual, y lógico, puesto que la hipoteca puede hacernos sentir agobiados de manera constante, pero no siempre es la opción más inteligente. En primer lugar, haz número: cuenta las ventajas fiscales que tienes por estar pagando una hipoteca y considera los bajos tipos de interés de hoy en día. ¿Te sale realmente a cuenta, a la larga, acabar con la hipoteca de una sentada? Es algo que meditar con tranquilidad.

-Derrochar en lujos

¿Te gustaría comprar un apartamento de lujo en primera línea de playa, o tal vez, en el centro de la gran ciudad? Ahora podría parecer el momento adecuado para llevar a cabo dicha compra o darse un capricho de esta categoría. Sin embargo, como decíamos anteriormente, la gestión patrimonial es complicada. Y, si comenzamos a gastar el dinero heredado sin pensar en las consecuencias, es posible que mañana lo necesitemos y no nos quede nada.

Por ejemplo, deberías comenzar teniendo en cuenta que estos gastos llevan otros asociados, como la comunidad de vecinos o el IBI.

Por supuesto, para evitar caer en estos errores, siempre puedes consultar con expertos en gestión patrimonial. Lo más importante, sin embargo, es que hagas caso de tu sentido común antes de lanzarte a gastar tu dinero recién obtenido.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *