Empresa insolvente: ¿quién me paga?

Lamentablemente, hoy en día es habitual encontrar el caso que vamos a tratar a continuación. Si os ocurre algo similar, os recomendamos que busquéis a un experto en contabilidad en Barcelona, o en la ciudad en la que viváis. Hablamos de que una empresa que nos tiene que pagar una indemnización por despido se haya declarado insolvente. ¿A quién nos tenemos que dirigir para recibir dicha indemnización, pues?

Mantener la calma

No os vais a quedar sin el dinero, no os preocupéis. En primer lugar, debemos obtener del juzgado un auto o Decreto, es decir, una resolución dictada por el juzgado, por la que se declare, realmente, la insolvencia de la empresa. Para conseguir dicha resolución, en primer lugar, deberemos solicitar la práctica de diligencias de averiguación patrimonial al juzgado. A través de esta, el juzgado podrá investigar el patrimonio de la empresa para descubrir si la empresa carece de bienes, en cuyo caso, su insolvencia quedará reconocida. De tenerlos, esos bienes podrán ser embargados.

 

La intervención de FOGASA

Una vez haya sido probada la insolvencia de la empresa, tendremos que dirigirnos al Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) antes del plazo de un año desde el dictado de la insolvencia de la empresa. Este organismo es el que se encarga de abonar parte de las indemnizaciones por despido en casos como este, en los que la empresa que debería realizar el paso sea declarada insolvente.

Una vez FOGASA haya pagado al trabajador, podrá exigir la cantidad abonada a la empresa. Asimismo, la cantidad máxima que abonará FOGASa en concepto de indemnización al trabajador no podrá superar los 18.282’85 euros.

 

¿Cómo acudir a FOGASA?

Una vez tengamos la resolución judicial reconociendo la insolvencia de la empresa, habrá que presentar una solicitud en la sede que tenga FOGASA en nuestra provincia.

Existe una solicitud que podemos descargar desde este enlace y, así, acceder a una página donde elegir el modelo que necesitamos rellenar, según nuestro caso. Una vez hayamos rellenado la solicitud y tengamos todos los documentos necesarios preparados, deberemos pedir cita previa en la página web del Fondo de Garantía Salarial y acudir a las oficinas el día señalado con todos los documentos en orden.

 

Como veis, aunque añade burocracia y algunos problemas de cabeza, no debemos tirar la toalla ni desesperarnos en caso de que la empresa que deba pagarnos se declare insolvente. Sólo hay que tener un poco de paciencia y recibiremos nuestro dinero.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *