Celebrar un cumpleaños en un salón de máquinas recreativas

Entre las diferentes posibilidades donde podemos celebrar un cumpleaños, una buena opción es hacerlo en un salón de máquinas recreativas. En Barcelona, por ejemplo, hay muchos entre los que elegir: bastará con llamar al local, o desplazarse hacia él, y comentar la posibilidad de reservar.

En caso de no ser posible, siempre podemos desplazar al grupo después de haber comido el pastel. Los pequeños (y no tan pequeños) de entre 8 y 16 años, muy probablemente, estarán más que encantados de dirigirse allí para celebrar un cumpleaños.

A muchas personas, les preocupa el contacto de los más jóvenes con las máquinas recreativas. Sin embargo, ocurre como en cualquier otro ámbito: los más responsables no encontrarán peligro alguno. Y, en caso contrario, de poder ser una preocupación, bastará con limitar el efectivo que lleva encima el adolescente para evitar que le dedique demasiado dinero. Así, además, le estaremos ayudando a aprender a administrarse el dinero del que dispone.

La variedad de máquinas recreativas dependerá del salón en cuestión. Por ejemplo, en Barcelona, estos salones suelen tener desde tragaperras hasta máquinas de baile, pasando por las de baloncesto, las de juegos de preguntas y respuestas, matamarcianos, pistolas, motos y coches de carreras, tenis, sacos de boxeo, peleas en 2D al estilo Street Fighter… En definitiva, existen muchos modelos de máquinas que ofrecen juegos y servicios muy distintos.

Beneficios de las máquinas recreativas

Lo primero que hay que pensar es que las máquinas recreativas son muy divertidas, y eso es lo que se busca en un cumpleaños: diversión.

Además, si algunos juegan mientras otros miran, se fomenta el compañerismo y la competición sana. A esto le podemos añadir que enseñará a los pequeños tanto a saber ganar como a saber perder, unas lecciones de vida valiosísimas.

Las máquinas recreativas son un pasatiempo que contribuye al desarrollo de los reflejos (por ejemplo, las máquinas matamarcianos o las de pelea en 2D), a apasionarse por el deporte (en el caso de las canastas o de las máquinas de baile) y que ayuda, en todos los casos, a desprenderse del estrés que supone la rutina y los esfuerzos que realizamos en nuestro día a día.

En definitiva: nosotros hemos probado a celebrar un cumpleaños en las máquinas recreativas de Barcelona y los chavales se lo pasaron estupendamente.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *